La AP-APAL pide al Ayuntamiento de Adra que respete los derechos laborales de los trabajadores de la emisora municipal

La Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL) se muestra preocupada con la actitud del Ayuntamiento de Adra hacia dos de las trabajadoras de la emisora municipal, que gestiona la propia Corporación Municipal. Las periodistas vienen denunciando una serie de irregularidades y piden el cumplimiento del convenio que tienen establecido, ya que se consideran lesionadas en sus derechos laborales. Las dos periodistas han sido despedidas por el Ayuntamiento, después de que ambas se negasen a convertirse en autónomas, ya que tenían un contrato en vigor con el Ayuntamiento.

Esta AP – APAL se solidariza y ampara a las dos empleadas, una de las cuales es asociada, pidiendo al Ayuntamiento abderitano que respete escrupulosamente la legalidad y, al mismo tiempo, garantice los puestos de trabajo en las condiciones dignas que merecen los periodistas, evitando la precariedad a la que están dando lugar.

Si fuese necesario, esta Asociación, se ofrece como intermediaria para tratar de superar las distancias entre la empresa, en este caso el Ayuntamiento de Adra, y sus dos trabajadoras.
Precisamente la Administración Pública está obligada a respetar más que nadie la legalidad laboral, garantizando la fijeza y estabilidad en el empleo, y evitando la precariedad y deterioro de las relaciones laborales. Pedimos al Ayuntamiento de Adra que de ejemplo escrupuloso en el trato y relaciones con sus trabajadores.

La AP-APAL denunciará al Observatorio de crisis para el seguimiento de los despidos de periodistas, que ha creado la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España) lo que está ocurriendo en la emisora municipal abderitana, de igual manera que todos y cada uno de los problemas laborales que tan intensamente están padeciendo los periodistas de Almería.

La AP-APAL se felicita por la creación de este Observatorio, pues como bien dice la presidenta de FAPE, Magis Iglesias, “nosotros sabemos mejor que nadie que con los puestos de trabajo está también en riesgo la calidad y supervivencia del buen periodismo, imprescindible en todo régimen de opinión pública y marchamo de calidad de nuestra democracia”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s