Las nuevas cotizaciones de autónomos acabarán con el periodismo freelance

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) rechaza los términos que se han dado a conocer acerca de este proyecto de reforma de las cotizaciones por ingresos reales de los autónomos, aún con aspectos sin concretar, por considerarlos desproporcionados a la realidad y, además, por no cumplir con el objetivo de ayudar a aquellos que menos facturan, como era en esencia el acuerdo del Pacto de Toledo, lo que puede suponer el final del periodismo freelance.

La propuesta de cuota y tramos de autónomos que plantea el Ministerio de Seguridad Social, pone en peligro el desarrollo del periodismo freelance, que en España ejercen 73.315 profesionales, una cifra que aumenta cada año mientras se va mermando el empleo fijo en las redacciones de los medios de comunicación.

Asimilar la cotización en Seguridad Social de los freelance a los rendimientos de las actividades económicas -la facturación menos los gastos deducibles -, es desconocer que muchos periodistas autónomos no pueden deducirse gastos que si tienen en la actividad, desde carburante a vestuario, telecomunicaciones o centro de trabajo que, en muchas ocasiones, se trata de una dependencia del domicilio familiar.

Mientras que ahora se elige la base de cotización, la propuesta prevé que la Seguridad Social imponga obligatoriamente una cuota basándose en los rendimientos netos de un periodo aún por determinar, menos los gastos, que no se admiten en su mayoría, cuando el trabajo y los ingresos no mantienen una homogeneidad. De esta forma se puede dar el caso de que, durante un periodo de pocos encargos periodísticos, se pague lo mismo que cuando se tuvo la suerte de contar con más colaboraciones y, aunque podamos transitar durante el ejercicio a tramos inferiores o superiores, la Seguridad Social regularizará a final de año saliendo a pagar algo más o a devolver. Además, se aumentan las cuotas de autónomos a más de la mitad, incluso se llega a cuadriplicarlas, mientras que a los que más le baja supondrá un descenso del 20% de la actual cuota, dentro de nueve años.

Según el último Informe Anual de la Profesión Periodística, elaborado por la Asociación de la Prensa de Madrid, el 30% de los profesionales de la comunicación autónomos perciben menos de 1.000 euros netos al mes.  Entendemos que, si la reforma se ajustara a los principios para los que fue pensada, su cuota debería reducirse hasta quedar en algo prácticamente simbólico, siendo insuficiente la reducción que se plantea y más a tan largo plazo.

Con la caída de ingresos por publicidad o distribución de ejemplares a raíz de la crisis de la covid-19, la economía del sector aún no se ha recuperado, todo lo contrario, han vuelto las reestructuraciones de plantillas, y el periodismo freelance es la única fórmula para seguir ligado a la profesión, que se encuentra cada vez con más trabas. 

La FAPE muestra su oposición a una reforma que, tal y como se ha planteado hasta ahora, no va a solucionar ninguno de los problemas de los freelance, sino que solo sirve para recaudar más a costa de los periodistas y trabajadores autónomos en general.

Asimismo, la FAPE apuesta porque en la mesa de diálogo se analicen propuestas coherentes y se llegue a un acuerdo que profundice más en la precaria situación de los periodistas a la pieza y, en este sentido, apoya a la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) para que haga llegar la posición del colectivo periodístico freelance, que puede estar sentenciado a desaparecer en caso de tomarse unas medidas que ahora aparecen como inaceptables.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s